Impotencia: La suma de todos los miedos, la falta de ganas o la incapacidad para realizar algo

Por Mariangela Méndez

REC 2 Reseñas

Un estudiante me habla de impotencia y pienso en el Muestreo, esa iniciativa de los estudiantes para los estudiantes, que logró llegar a su tercera versión mientras se hizo como tarea en la clase de Curaduría. Ahora se recuerda con nostalgia y sentimentalismo ese evento, famoso no por la calidad de obras que allí se presentaban, sino por tratarse de exposiciones curadas desde la mafia que maneja la clase de Curaduría (ver anexo 1).

Y sí, posiblemente la crítica tenía razón al preguntarse ¿por qué una “iniciativa de estudiantes” hace parte de una clase? Una iniciativa no es una tarea, no lo puede ser ¿entonces por qué El Muestreo debía ser un ejercicio de clase? Primero, porque la profesora creía que la única manera de aproximarse a la práctica curatorial, y en su defecto al mundo del arte “real” como lo llaman los estudiantes, era haciendo exposiciones que comprometieran más que una nota (ver anexo 2). Segundo, porque la profesora no confía en la iniciativa de los estudiantes y nadie ha logrado sacarla de su equivocación, pues una vez fuera de la clase, independiente de nota, el Muestreo no se ha vuelto ha realizar (ver anexo 3).

Pero también es probable que se le estuviera pidiendo a un formato, que necesita de la exclusión para dar sentido, que generara un evento incluyente, participativo y representativo de todas y cada una de las clases, artistas y posturas del Departamento; y un único evento no se puede encargar de tanto, la prueba es la expuesta impotencia de la clase de curaduría, para realizar un salón organizado por los estudiantes y para los estudiantes.

En pocas palabras el Muestreo es la crónica de una muerte anunciada: mucha expectativa y poca iniciativa, emociones que en proporciones desiguales terminan por incapacitar a los estudiantes con ganas de hacer algo, y evidencian los peligros de la crítica cuando se antepone a la experiencia.

Así que cuando un estudiante me habla de impotencia, yo pienso en el Muestreo, en mi clase de Curaduría, en la palabra iniciativa, en la
plata de Uniandinos que nunca se logra gastar y en la Sala de Proyectos y la Vitrina del Departamento de Arte cuando están vacías (ver anexo 3).

Mariangela Méndez
Profesora Asistente, Clase de Curaduría, Departamento de Arte,
Facultad de Artes y Humanidades

(Anexo 1).
Invitación a la muestra de pintura, en la misma fecha que se inauguró la primera versión del Muestreo.

(Anexo 2).
Proyecto de la clase de curaduría a Uniandinos, en busca de un espacio de exposición por fuera de la universidad. El proyecto fue aprobado para mayo/09.

(Anexo 3)
Texto escrito en el 2008, por la profesora de curaduría, para el catálogo del Salón Universitario del cual fue jurado.