El polvo que nos traspasa

Por Santiago Ospina

REC 9 Poesía

El tiempo ha parido el polvo

y lo vierte como un seco rocío

sobre todos los objetos

escondidos entre la ausencia

y el punto ciego de la rutina.

 

Entonces, una mano y el respiro del aire

al repasar los pequeños desiertos

levantan sobre las paredes

la tormenta de polvos despojados,

polvos que aun mantienen secretos

de la piel sobre la que estaban.

 

Ahora entiendo a los viejos,

su afán por revolver la memoria

y negar lo único que en verdad

les ha dicho la vida:

el olvido es el polvo de todos los días,

cae sobre los recuerdos, sin tregua,

se acomoda una vez pasa el momento

y poco a poco crece

su reinado de tierra brava.

 

Intentaré limpiar la casa.